3.- LA DEMOCRATIZACIÓN DE LA MÚSICA

Bienvenidos una semana más, antes de nada quiero daros las gracias a todos por la aceptación que está teniendo este blog. Comencé este proyecto como parte de un Executive Master de Marketing y Estrategia que estoy realizando y la verdad es que me alegra el feedback que estoy recibiendo.

En esta tercera entrega vamos a realizar un repaso a lo que llamamos la democratización de la música. Y es que como ya comentábamos en el capítulo anterior se tiene la imagen de que hoy en día CUALQUIERA puede hacer música, que ya no importa nada más que tener un ordenador y algo de tiempo libre. El uso de Autotune, Melodyne o el hecho de que un productor musical de cierto renombre apareciese en un afamado programa de TV aparentemente mezclando partes de diferentes artistas sin más para crear una canción parece que ha desprestigiado el trabajo de la gran mayoría de los que estamos en este gremio. De hecho mucha gente me estuvo preguntando si mi trabajo era SIMPLEMENTE ese. Bien, nada más lejos de la realidad.

Siguiendo con los símiles deportivos como anteriormente, el que un balón de fútbol sea accesible a todo el mundo y que lo único que haya que hacer sea pegarle patadas para meterlo dentro de una portería no hace que cualquiera de nosotros pueda ser futbolista, pese a que muchos practican ese deporte como afición con mayor o menor destreza. Entenderéis por tanto que el que un ordenador sea accesible a todo el mundo y que utilizando una herramienta como Autotune pueda quedar algo gracioso puede provocar que pases unas horas divertidas creando música (o algo similar) para enseñar a tus amigos, pero que ellos te digan que eres un crack no quiere decir que estés preparado para dedicarte profesionalmente a este negocio.

La música requiere de unos conocimientos técnicos no tan básicos de ritmo y armonía, y unos conocimientos creativos menos básicos aún de melodía. Además como todo arte requiere de ese punto de locura/genialidad totalmente subjetivo y que puede llegar a marcar la diferencia. Eso si quieres dedicarte a la creación de música electrónica en todas sus variantes, que es cualquier canción que se cree de manera virtual con un ordenador. Si entramos en el terreno de los cantantes o los músicos convencionales ya necesitas unas dotes y habilidades especiales para controlar el instrumento que elijas. Lo que permite la democratización de la música es que sea más barato y por tanto accesible adentrarse en este mundillo que hace unos años. Cuando yo empecé como productor la inversión en aparatos de estudio (mesa de mezclas, sintetizadores, módulos de efectos, interfaces, etc.) era excesivamente considerable, a día de hoy todo eso se puede tener con un ordenador más o menos decente y software virtual. A partir de ahí cuenta tu talento y el esfuerzo que dediques, pero sobre todo el talento. He visto auténticos genios hacer música con prácticamente cualquier cosa, sin embargo también a auténticos patanes no hacer nada decente con los mejores equipos del mundo.

Así que olvidemos ese concepto de que cualquiera puede hacer música, y centrémonos en que cualquiera con talento lo tiene a su alcance. Otra cosa es que una vez la hagas consigas promocionarla correctamente, pero de eso hablaremos en el próximo capítulo. Como aperitivo os dejo un regalito para ayudaros con la promoción de manera gratuita. Se trata de la página TWEET FOR A TRACK donde podréis, de una manera muy sencilla, conseguir que la gente publique un tweet publicitando vuestra música a cambio de obtenerla gratuitamente. Echadle un vistazo, está muy bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s