5.-LA DIFÍCIL TAREA DE UN BUEN A&R

Bienvenidos de nuevo a otro pequeño repaso acerca de la industria musical y cómo facilitar un poco el camino. En el capítulo anterior vimos cómo de difícil es llegar a acceder a una buena promoción y que una de las opciones es tener una discográfica detrás que se encargue de parte del trabajo. Dentro de la compañía al primero que deberéis seducir es al A&R (Artistas & Repertorio), ya que es la persona encargada de dar entrada a nuevos artistas y canciones. Por lo que conozcamos un poco mejor ese rol y su trabajo.

Un BUEN A&R (remarquemos lo de buen) tiene que tener varios conceptos en cuenta a la hora de valorar una nueva oportunidad de canción o artista. De entrada, para empezar, no debe esperar a que la música llegue a sus manos sino que debe salir a buscarla. A la hora de valorar la incorporación de la canción o el artista a su catálogo valorará si se trata de una necesidad temporal y secundaria, como por ejemplo una canción para completar un compilado, o si por lo contrario le interesa más trabajarlo de manera individual y a medio plazo. Este es uno de los factores más importantes, porque será lo que decida hacia dónde va a ir la inversión en promoción. Si la canción va a formar parte de un proyecto, lo cual es una gran noticia siempre ya que te abre muchísimas puertas, hay que tener en cuenta que dicho proyecto será el que se lleve la mayor promoción y que la canción se utilizará como herramienta para mejorar el funcionamiento del proyecto, en este caso se suelen valorar dos cosas, la resonancia del artista (que pueda hacer destacar el valor del proyecto, todos hemos visto en la portada de los compilados 8 o 9 nombres de artistas afamados) y la calidad de la canción. Si por el contrario se está buscando trabajar la canción o el artista a medio plazo toda la atención recaerá sobre ellos y hay que valorar muchos más conceptos.

Para valorar esto último hay que tener en cuenta cómo se trabajará la canción, porque por muy buena que sea ésta si no se mueve correctamente no se conseguirá absolutamente nada. Estamos en un punto en este negocio en el cual la promoción es el punto clave, ya no cuenta tanto la calidad de una canción como lo accesible que se hace al público. Claro ejemplo, hace bastantes meses que el artista francés Willy William publicó Voodoo Song, una canción que los que conocíamos al artista escuchamos y en mi caso me encantó, pero que no iba a ir más allá de convertirse en una canción pegadiza al estilo de Ego. Fue entonces cuando, en una gran estrategia, se le ofrece el proyecto a J.Balvin y nace Mi Gente, uno de los temas más destacados de 2017 con permiso de Despacito de Luis Fonsi y Daddy Yankee. De hecho ambos temas van más allá, y para realizar el crossover al mercado anglo deciden incorporar a dos súper estrellas como son Beyoncé y Justin Bieber, lo que catapulta los temas. Esto es un claro ejemplo de marketing musical en el cual lo que se busca es dotar de una mayor exposición ambas canciones para conquistar mercados diferentes. J.Balvin y Daddy Yankee abrieron estos temas al mercado urbano latino, y posteriormente Beyoncé y Justin Bieber los hicieron universalmente conocidos facilitando la entrada al mercado anglo. Es por ese motivo que lo importante para un A&R es ver, antes de nada, qué se puede hacer con esa canción y con qué herramientas se cuenta para poder potenciarla, porque si únicamente se va a colocar en las diferentes plataformas esperando a que la gente la convierta en un éxito más vale que evitemos el gasto de tiempo y dinero para todas las partes.

Se ha de analizar la temporalidad de la canción, os sorprendería ver entre las maquetas que recibo diariamente las que sigan perteneciendo a estilos prácticamente desaparecidos o ya demasiado quemados. No hay nada mejor para un A&R que un soplo de originalidad y aire fresco, aunque siempre sea un arma de doble filo, ya que un exceso de originalidad puede hacer que la canción no sea comprendida aún. A partir de ahí se ha de tener en cuenta el perfil del artista, y no me refiero a ver los seguidores que tiene en su Instagram, sino su perfil auténtico, el engagement que tiene con su público y si eso facilitará o dificultará el trabajar la canción. Habitualmente también hay un error muy común que me he encontrado en todos los estilos a lo largo de los años, y es el intento de copiar sin más a un artista consagrado. No me refiero al plagio, que también me llegan cientos, sino el pensar que porque un artista consagrado hace algo funciona para todos los artistas. Recordad dos cosas, si la gente tiene que elegir entre él y tú siempre saldrás perdiendo, si él ya lo hace porque se van a molestar en escucharte a ti, y además, tienen unas inversiones y un equipo detrás que por muy bueno y prometedor que seas de momento ninguna compañía lo pondrá a tu alcance. Así que es una muy mala idea.

En definitiva es importante tener en cuenta que el trabajo de un A&R no es decidir si una canción es buena o mala, algo que tenéis que tener claro que en muchas ocasiones es un tema totalmente subjetivo, sino el ver cómo su compañía va a poder trabajarla y si va a merecer la pena el esfuerzo de tiempo y dinero a invertir.

En el próximo post iremos directamente a analizar cómo podéis hacer vuestra canción mucho más atractiva para una compañía, una serie de errores a evitar y muchos consejos que, de verdad, os facilitarán el ser escuchados y el ser tenidos en cuenta. De momento os adelanto algo, nunca olvidéis que sólo existe una única oportunidad de causar una primera buena impresión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s